miércoles, abril 30, 2008

Working Class Hero


Para vos, que tenés que lidiar con el injustificado cambio de humor de tu jefe; a él le vasta con que su equipo pierda para caerte a la mañana siguiente y pedirte la tarea de todo el mes. Tarea que no te no pidió antes porque despilfarró el tiempo hablándote del culo de aquella y las tetas de ésta…Un pajero.
Para vos, que tu jefa te saluda bien o mal dependiendo de la cantidad de orgasmos que tuvo la noche anterior. Empezás el día especulando si el nene la dejó dormir o le lloró toda la noche, ya sabés que si lloró te toca bancar la cara hinchada de ella, el café doble, la cafiaspirina y la voz de Munra.
Para vos, que mientras esperás el colectivo a las siete de la mañana, cagado de frío y con el mp3 sin pilas, ves a tu empleador que pasa en su coche 2007 y te saluda moviendo los deditos que apoya en el volante. Además, corrés el riesgo de que te haga una jugarreta con las falanges dependiendo del resultado de algún partido. Ej.: el equipo de tu empleador le gana tres a cero al tuyo y él, con cara de pelotudo, mueve con gracia tres dedos, y así sucesivamente dependiendo del resultado. Mientras tanto acelera y vos te quedás ahí… “disfrutando el amanecer”
Para vos, que sabés lo que es cargar dos bidones de veinte litros en cada brazo; tipear seis horas seguidas; llevar zapatos apretados el 16 de febrero; meter la mano en la tierra el 15 de julio a las cuatro de la mañana, atender a resentidos de la vida y ponerles sonrisa de Ronald McDonalds; manejar por inercia; personas que ignoran la existencia del jabón… Para vos, que hacés todo o algo de ésto en pos de recibir un dinero que ni se acerca a lo que producís, que no tenés derecho a reclamar y encima te gastás la poca plata que tenés para festejar tu día.
Para vos, que sos un esclavo contemporáneo, porque nunca se abolió la esclavitud, sino que te quitaron el techo y no son sólo negritos.
Para vos, que papá no te golpeó el hombro y te dijo “acá no hace falta que trabajes, dedicate a estudiar/hacer deporte/ rascarte las bolas”. A vos papá te dio un beso en la mejilla y te dijo que vuelvas con veinte pesos, por lo menos.
Para vos, que hoy no estás trabajando y ves como otros parásitos/escorias inoperantes e improductivas se hacen de un sueldo por el sólo hecho de ser “amigo de”, “hijo de” o “sobrino de”, mientras vos, con tu experiencia y tu necesidad, tenés que hacer un avioncito de papel y tirarlo a la calle.
Para vos, que estudiaste para trabajar de lo que te gusta.
Para vos, que trabajás porque no queda otra.
Para vos, que entrás orgulloso a tu trabajo “porque hay un buen ambiente”.
Para vos, que no estás trabajando pero la remás como un Vikingo al sur de Groenlandia…

¡¡Feliz Día!!

No hay comentarios.: